Estripagec de una ventana ubicada en los Orris de la Coma del Forat d’Arcalís (Ordino, Andorra)

El “estripagecs” es un barrote de hierro con pinchos laterales que, antiguamente, se colocaba en las ventanas de las bordas, las casas rurales de Andorra y otras zonas de los Pirineos, para evitar la entrada de intrusos y ladrones y de ahí proviene su nombre, ya que sus pinchos desgarraban (“estripa” en catalán ) las chaquetas (“gecs”) de aquellos que intentaban entrar por la ventana.

El artista andorrano Pere Moles ha desarrollado este elemento como obra de arte en una colección singular de esculturas, algunas de ellas instaladas en  medio de la montaña andorrana. Moles defiende la capacidad transformadora del arte para cambiar la realidad de las cosas, sus significados y sus funciones; para él, estos barrotes son el símbolo de una Andorra que vivía prácticamente aislada y que poco a poco se va abriendo a los visitantes y deja las barreras cada vez más a un lado, a la vez que los “estripagecs” también quedan cada vez más a la sombra de las nuevas construcciones y de los estilos arquitectónicos modernos.

Ahora, en colaboración con el artista, PONS & BARTUMEU ha creado una colección de joyas que une dos mundos que pueden ser figurados (tradición y modernidad) y temporales (pasado y presente). El resultado es una serie de anillos, colgantes y pendientestens, en oro rosa o titanio, con o sin diamantes, que reproducen fielmente el “estripagecs” en su imagen tradicional pero que consiguen una estética sorprendentemente contemporánea y poco convencional.


Joyas con identidad, genuinamente andorranas, tradicionales y contemporáneas a la vez.

Descúbralas en nuestras boutiques

Colección completa